sábado, 22 de octubre de 2011

Pregunta gravitante

¿Cuándo se termina el fin del mundo?

Así estoy hoy, minimalista.

domingo, 14 de agosto de 2011

Desde el tacho de basura

 Encontré esta frase entre unos borradores viejos, era un intento de poesía que sobrevivió a una destrucción masiva por parte de su narradora anónima un día sábado a las dos de la tarde, mate en mano, Nursery Cryme, de Génesis, de fondo (muy apropiado el titulo del disco dicho-sea-de-paso, y muy apropiado el disco en todo momento; aunque un descubrimiento tardío en la vida de la autora, que bien podría haberle significado más una salvación, de todas maneras se puede aludir a una renovación y a la frase más vale tarde que nunca. Tampoco se puede hablar de descubrimiento propiamente dicho si le dan el disco en la mano y le dicen: escúchalo, pero sí de una apropiación de ese descubrimiento).
 Muchos se quejan del vicio de usar muchos paréntesis y de lo incómodo que ésto puede resultar al lector y a su modesta comprensión de lectura. A mí me gustan los paréntesis y las largas notas al pie, de la misma manera que leer (leer en cursiva y entre paréntesis, porque sería nueva forma de leer (paréntesis de paréntesis de paréntesis)) varias páginas web a la vez). Acá va la frase, que sin toda esta presentación (la presentación a veces lo es todo) hubiera quedado como desnuda en la intemperie o como un parche en la entrepierna de un pantalón:

Muchos no pueden asistir al nacimiento de una idea
-como parteros ambulantes al acecho-
Algunos las creen viejas, otros imposibles.
Algunas ideas son tan viejas
Como la civilización humana
No se han usado nunca
Nunca han dejado de ser añejas.

 Ahora me parece que como hubo presentación, se espera un comentario posterior, pero no una interpretación, para que no quede como ese parche (sobretodo si el titulo es tan prometedor como Borradores II, cuyo simple uso es firmar la confesión de la falta de creatividad para elegir un título más original, en las dos acepciones del término original (¡Génesis!), por eso vuelvo un poco más a la anécdota:

 La frase quedo separada del montón de papeles rotos sobre la mesa, como si se hubiera escapado de su destino trágico en el tacho de basura, como si se hubiera deslizado hasta quedarse pegada en la mano que quería fundirla con la yerba usada un rato antes, evitando tal destino. También la narradora-protagonista rompió algo que no debería haber roto y tuvo que buscar entre todos los fragmentos de papel y armar un rompecabezas hecho de fragmentos de textos, que fue todo un desafío. De ahí en más dejó un poco la violencia y tuvo más cuidado, aunque de todas maneras hubo pocos rescates (quizás armó mal el rompecabezas e inventó poesías que no existían, y así seguramente logró algunas mejores).

Podríamos imaginarnos también que este post esta teñido de verde en un tacho de basura y cambiarlo por el nombre que se merece, ya que no aporta a la interpretación de la frase salvada, ni tiene la intención de hacerlo, y más se trata del rescate de un idealismo, que de un idealismo asumido. Salió del tacho de basura y vino a parar acá, como el idealismo perdido. Es un post del génesis del post, y no un post.

lunes, 11 de julio de 2011

Cómo te gusta la mentira

                                                       Lo peor que puede pasarnos es estar de acuerdo en algo
                                       (alguien lo dijo seguro)


I

 Te gusta vivir en la mentira, se te nota, en toda tu cara fruncida. Así lo decían en la primaria, poniendo énfasis y extendiendo las vocales del medio de la palabra, asintiendo con la cabeza: Chiiva, chiiva, tocándose la barbilla, antes de soltar la carcajada. Justo en el momento en que te ponías de color violeta, y parecías inflarte más y más. Faltaba que alguien te mostrara un paño rojo para que "!·F#$RV$W %·"!X#ZaZ!
 Así estabas el miércoles, como un toro a punto de ebullición pero presenciando el espectáculo, viendo el paño rojo en la pantalla y sin tener la posibilidad de acometerlo, pero queriendo acometerlo todo el tiempo. Te guusta la meentiira.
 Quizás Maradona nos sumió en ese sueño y más tarde nos despertó de un cachetazo ¡Cuántos pueden odiarme por esto! Pero Maradona no tuvo la culpa, el cayó en la mentira, la endulzó más, pero no la inventó.
 Siempre digo que oodioo el fútbol y si lo oodioo de una manera tan contundente, como dicho-sea-de-paso, también odio todo el repertorio futbolero de metáforas y comparaciones relacionadas al sexo (sin tener en cuenta las implicancias homofóbicas o el hecho de que ambos roles se presuponen mutuamente) es porque alguna vez creí en el fútbol o creí que creía en el fútbol, o que el fútbol existía.
¿Y si no hubiera sido tan artificial el último partido, con el que ganamos el campeonato? ¿Y si Holanda no hubiera ganado con un mísero gol en un mísero partido? Igual no lograste convencerme de lo arbitrario de mi odio, o de mi amor-odio.

II

 Terminó el partido. El toro que emanaba vapor caliente de sus fosas nasales como un volcán en una isla del Atlántico, se acomoda en la silla y se pone un bozal a sí mismo. Ya no es como antes, el fútbol ya no es el fútbol, no hay casi la emoción de juntarse a patear una pelota. Ahora todo pasa por la plata. Los jugadores no quieren jugar acá, se van afuera y hacen una fortuna. Después qué van a querer volver. River se fue a la B, Central se fue a la B, se van a ir todos a la B. ¿Cómo que River se fue a la B?
Messi podía ser el nuevo Maradona. ¿El Mesías, el que podía traernos las llaves del Paraíso? ¿No será mucho para ese pobre chico? ¡Oh narcisismo de los pueblos sufridos!
Dulces mentiras que endulzan la vida, por qué no chocar los vasos llenos de cerveza, sosteniendo las papitas en la otra mano, imitando a los tacheros cuando se dirigen a los colectiveros que les cierran el paso. 
El fútbol ya no es el fútbol.
Porque no me gusta escucharte hablar así, me voy a tener que ir a la otra hinchada, vaso en mano. Si vos decís que el fútbol no existe, un hada se va a caer muerta en alguna parte. Si seguís pensando así no me va a quedar otra que ponerme la camiseta del fútbol, alentar a la B, mientras vos empezás a mirar básquet. Porque no me gusta verte así humillado, vencido, ni siquiera por mí, y porque prefiero seguir peleando con vos todos los días. No vaya a ser cosa que estemos de acuerdo en algo...

jueves, 17 de marzo de 2011

Borradores para un Post

Signos de alarma que anuncian la llegada inminente del fin del mundo:

Antes los mosquitos picaban sólo de noche y JAMAS se les hubiera ocurrido hacerlo en reiteradas ocasiones a las 17 hs. a una pasajera que viaja arriba de un colectivo urbano.

Signo irrefutable del final de los tiempos

Las mujeres pidiendo talles más grandes y los hombres, más chicos.

Nota: Este borrador data desde antes del tsunami de Japón.

The Cure
Los aracnofóbicos para curarse de sus fobias tienen que lograr paulatinamente acariciar con cariño a una araña peluda con mandíbulas prominentes (aunque las peludas son las menos mortíferas, porque su ánimo de supervivencia las ha provisto de un horrible disfraz para asustar). En mi caso, ya que mi fobia es social (léase timidez, miedo a los grupos de gente, miedo a hablar en público, miedo ridículo a hacer el ridículo, etc.) tendría que salir todos los días con un collar luminoso, o con una calza verde manzana o amarilla fosforescente y remera floreada de vivos colores, que en lo posible no combine con la calza (como si esto fuera posible) y me quede muy grande o muy chica. Como mínimo, cambiará la definición de mi patología.


Apuntes para salir de la crisis económica:

- Cobrar coimas a los que se enganchan el cable.
- Cobrar coimas a los que beben y conducen.
- Cobrar coimas a los que se copian en los exámenes.
- Cobrar coimas a los que evaden impuestos.
- Etc. ( a cobrar coimas).

Resumen a los apuntes para salir de la crisis económica:

- Cobrar coimas.

Apartado al resumen a los apuntes para salir de la crisis económica: se aceptan sugerencias.

Aclaración al apartado al resumen a los apuntes para salir de la crisis económica reinante en todo el mundo, sino en el universo: se ruegan sugerencias.




Nota 2: Un posible explicación a TODO ESTO podría ser que la autora ha querido ser comediante en algún momento poco feliz de su vida (¿Ehh? ¿Cómo sería esto?) pero en fin, lo que quiere decir es que entiende que se manda la parte y está muuy lejos de hacer un chiste decente (¿Otra vez? Será posible...?). Entiende. Y punto. No lo de las frases hechas, que le complican bastante la mente. Pero sí lo otro. Al menos tuvo la decencia de recopilarlos como a una pila de papeles arrugados y tirarlos todos juntos, no a lo largo de toda una semana o de un mes. Todos juntos. En fin ¿Se entenderá?

martes, 8 de febrero de 2011

Breve e incompleta reflexión sobre el perdón

Necesito unas disculpas, y me doy cuenta de que no llegan. No puedo pedir que me las den, no hay forma de proveerme de ellas, y las necesito. La única forma que se me ocurre para conseguirla es ofreciendo algunas, obviamente sinceras. Obtenemos lo que damos a cambio. Puede ser que después de repartir varias me llegué alguna, y se forme una especie de círculo, como el de los abrazos, que me traiga la que espero. Podría ser el día universal del perdón, no simplemente el Yom Kipur, el día del perdón, la expiación y el arrepentimiento de los judíos. Durante ese día, los judíos se olvidan de comer, de beber, de bañarse, de calzarse, y de tener sexo, porque para purificarse deben olvidarse de todo lo material y concentrarse en el espíritu. Bien podríamos procurarnos diez días como ellos para pensar, porque se necesita preparación y compromiso para cumplir con los fines de la celebración (que no es preparación para la abstinencia y el ayuno, por supuesto).
Podría ofrecer el perdón más importante de toda mi vida a la persona que me lastimó más profundamente. Resulta que necesito más ofrecer ese perdón que buscar las disculpas hacia mí. No, no hace falta declarar un Yom Kipur universal pero sí, tal vez, la ilusión de una meta trascendente. La creencia de un sentido que envuelve todo como un viento poderoso que puede hacer y deshacer remolinos. La creencia de que hay elevación en todo esto. Por un minuto, ante tanto ateísmo, nihilismo, y pugna a las instituciones en general, pensar que la religión y las demás instituciones dejaron un enorme hueco, que continúa vacío. El problema no es que haya un hueco, sino que continúe vacío. Esto excede, por supuesto, al foco de esta reflexión, y excede mucho a este blog, que nunca pretendió asumir posturas políticas. Pero hay un leve cambio de perspectiva, que ahora es sólo una posibilidad, que se va abriendo como un abanico. 

miércoles, 5 de enero de 2011

Excusas sin excusa

Hay excusas que me enrojecen los ojos, me hinchan las venas de la frente y me provocan contracciones musculares rígidas en la mandíbula. Ni hablar del dolor de encías y los dientes sensibilizados más de lo normal.  "No tengo ganas" causa casi el mismo efecto, pero un motivo de ira es mejor que dos, y en mi caso, una raya más al tigre es como un ancla que se va volviendo más y más pesada en un lecho marino desfondable.
Sí, todo lo que vos quieras,  pero está el tema de mi sentido común ¿Qué excusa tengo para no usarlo? Porque tengo que buscar, y encontrar, una excusa para no usarlo, entonces se forma una cadena de cosas inentendibles, una tratando de explicar a la otra, seguida de un paréntesis, una aposición, un apéndice, un exordio y una promesa de edición remasterizada. Aclaraciones a pie de página con visitas obligadas al diccionario de la Real Academia Española y Biblias subrayadas con fibrón amarillo fosforescente. Un hipervínculo que te lleva a otro hipervínculo, que te lleva a otro hipervínculo, que te lleva a otro hipervínculo, que te lleva a otro hipervínculo...
Quizás tampoco pueda lidiar con la verdad, ni sellada apenas en la plancha, pero, al menos, quisiera excusas convincentes, con cierto enfoque psicológico, filosófico, histórico o moral, que me dejen pensando de ser posible, o, en última instancia, el mal apreciado "no puedo, después te explico", que me va a provocar la reacción adversa, es decir, que ansíe el momento postergado. Pero tampoco es para ilusionarse, porque la excusa va a tener que salir a escena en algún momento, y más vale que sea buena....